Ventajas de Addi frente a la banca tradicional

Se dice que la banca tradicional, como la conocíamos, está en declive, ya que hoy existen las Fintech, como Addi, que es una entidad que ofrece beneficios al cliente final mucho más palpables que los bancos comunes.

Un crédito bancario es un préstamo de dinero que una entidad financiera otorga a un cliente, con la obligación de éste devuelva dicho préstamo mediante el pago de cuotas o en un solo pago y con un porcentaje de interés por la transacción.

En la mayoría de entidades bancarias tradicionales, los tiempos de aprobación y desembolso son muy lentos. Usualmente los requisitos para aplicar son excesivos (papeleo, ir a las sucursales, comprobantes, codeudores...) y, al no aprovechar la tecnología, el proceso se vuelve tedioso y complejo. Los clientes hoy en día buscan soluciones ágiles, y Addi se caracteriza por ofrecer justamente eso. El proceso de solicitud de un crédito con Addi es sencillo y rápido. Además, los requisitos de la Fintech, a diferencia de los bancos tradicionales, son mínimos, lo que facilita y agiliza la aprobación, gracias también al aprovechamiento 100% de la tecnología.

En la banca tradicional algunos préstamos incluyen una multa por pago anticipado, evitando que el cliente pague la cuenta antes de tiempo sin incurrir en un costo adicional. Mientras que Addi ofrece beneficios por pronto pago. Si el cliente quiere pagar la totalidad de forma anticipada, no se le cobrarán intereses por el tiempo que no tuvo el dinero prestado. Únicamente deberá pagar el valor del respaldo o seguro. Mientras que los bancos atan a sus clientes a los plazos del crédito, Addi financia las compras a cuotas, pero los clientes pueden pagar anticipadamente en cualquier momento y sin penalidad.

Con el aumento del número de personas que tienen acceso a Internet, la mayor parte de clientes han pasado de la banca tradicional a la banca digital o han sustituido su entidad financiera por una Fintech. Addi está al alcance de todos; en los canales físicos tiene presencia en una gran cantidad de marcas aliadas, en casi todas las ciudades del país. Y en los canales online el alcance no tiene límites; los clientes sólo necesitan acceso a Internet para solicitar el crédito.

Addi está disponible 24 horas, 7 días a la semana. La disponibilidad de las Fintech es claramente menos limitada que la de los bancos tradicionales, los cuales tienen generalmente horarios de Lunes a Viernes de 9AM a 4PM, y en algunos casos, horario extendido. La posibilidad que ofrece Addi a sus clientes de solicitar un crédito en cualquier momento del día es una ventaja que la banca tradicional está lejos de alcanzar.

 

Te puede interesar: <<Aliados cuentan su experiencia con Addi>>

 

Las nuevas tecnologías continúan innovando para romper con las operaciones de la banca tradicional. Y las Fintech, como Addi, con agilidad, esfuerzo e innovación, continuarán ofreciéndole a los clientes un modelo diferente, con más beneficios.

 

Nueva llamada a la acción